19
jun

Microsoft irrumpe en el mercado de las tabletas con ‘Surface’

Surface es el nombre de la nueva tableta de Microsoft. Pesa 676 gramos, tiene 9,3 milímetros de grosor, la carcasa es de magnesio, dispone de cámaras en su parte delantera y trasera y, a diferencia del resto, lleva un teclado táctil incorporado. Con esta línea de ordenadores portátiles -la primera que fabrica en toda su historia-, la compañía de Bill Gates pretende competir directamente con el iPad de Apple.

Pesa 676 gramos, tiene 9,3 milímetros de grosor y la carcasa es de magnesio

El anuncio de la nueva tableta de Microsoft se hizo esperar y estuvo rodeado de numerosas especulaciones desde que el jueves pasado, la compañía invitara, vía correo electrónico, a los medios de comunicación a desplazarse hasta Los Ángeles para asistir el lunes al “mayor anuncio de Microsoft”. “No se lo querrán perder”, finalizaba el escueto mensaje. Era la primera vez que la empresa mantenía en secreto el objeto de una presentación -además del lugar exacto, que fue desvelado la misma mañana del evento- y tanto misterio desató las cábalas: ¿se tratará de una tableta, de un e-book, de nada en especial?. Pasadas las siete de la tarde, hora local, Steve Ballmer, el consejero delegado de Microsoft, presentaba Surface, “una nueva pieza, una nueva diversión de la historia de Windows 8”, explicó.

La intención de Microsoft es comercializar dos modelos de su tableta, uno con el sistema operativo Windows RT -la primera versión de Windows 8-, y otro, de un tamaño mínimamente superior -pesa 903 gramos y tiene un grosor de 13,5 milímetros-, que funcionará con Windows 8. Los dos serán compatibles con los procesadores Intel y ARM. La mayor novedad de Surface es el Touch Cover, un teclado táctil que se oculta dentro de la cubierta de la tableta. De acuerdo con la página web oficial, además de la escritura tradicional -las teclas clásicas-, también se puede escribir “a mano”.

Steve Ballmer presenta la nueva tableta de Microsoft. / JOE KLAMAR (AFP)

La versión básica -de 32 y 68 gigabytes de capacidad-, se empezará a comercializar este otoño y, aunque no se han dado cifras concretas, Ballmer ha indicado que tendrá un precio “comparable” al de otras tabletas similares en el mercado. El modelo más simple de iPad cuesta unos 500 dólares (unos 397 euros). La versión que funciona con Windows 8 -de 64 y 128 gigabytes-, estará disponible a finales de este año o principios de 2013 y costará alrededor de los 1.000 dólares.

Hasta ahora -con las notables excepciones de la consola Xbox y de teclados y ratones-, Microsoft se había centrado casi exclusivamente en desarrollar software para los fabricantes de ordenadores. Una estrategia muy lucrativa que le ha reportado unos beneficios de más de 4.500 millones de dólares en los últimos 25 años -el 90% de los PC del mundo funciona con alguna versión de Windows-. Con Surface, la compañía se adentra en el mercado del hardware, convirtiéndose en rival directo de las mismas empresas que le compran su sistema operativo. Este cambio de rumbo podría perjudicar a Microsoft si otras marcas deciden dejar de fabricar tabletas compatibles con Windows. El gigante informático corre el riesgo de convertirse en el único cliente de Windows 8. No obstante, la compañía ya ha advertido de que no será la única fabricante de Surface.

Con su anuncio del lunes, la empresa de Bill Gates entra de lleno en el mercado de las tabletas. Los especialistas están divididos sobre la nueva propuesta de Microsoft. Resta saber si Surface conseguirá atraer el interés de los usuarios o si, por el contrario, fracasa. Otras empresas ya lo han hecho antes. TouchPad, la tableta de Hewlett-Packard, solo estuvo un mes en el mercado.

 

Fuente

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

LEAVE A COMMENT

Comments RSS Feed   TrackBack URL